Festa Patronal
a la
Capella d'en Marcús


El pasado 8 del mes en curso, tuvimos en nuestra capilla d’en Marcús la fiesta patronal. Celebramos la Santa Misa con el rezo de Laudes. Antes, Mn Ignasi Mora, párroco de Santa María del Mar, parroquia a la que pertenece la capilla, nos relató una breve historia de la misma y cuyo texto se adjunta en documento aparte.

Fue una celebración solemne a la vez que recogida. La capilla quedó pequeña ya que nos congregamos para festejar a nuestra patrona, la Virgen de la Guía todos los que de una forma u otra contribuimos al culto y a la adoración diaria, a la reflexión quincenal del evangelio a través del método de la Lectio Divina y todos aquellos simpatizantes y colaboradores con las diversas actividades que realiza la Asociación: sorteos para los comedores que tienen las Hermanas en Bolivia y la construcción de pozos de agua potable y de casitas también en Bolivia.

Varios miembros de la Asociación, durante el curso pasado se interesaron en conocer cual era la fiesta patronal de esta capilla por eso la comunicación de esta celebración fue recibida con gran alegría por todos pues hacía tiempo que no se celebraba. Las últimas veces fueron cuando las Hermanas todavía estaban en Barcelona. Además fue nuestro primer contacto después de las vacaciones estivales.

Sirva este pequeño comentario, para animarte a participar de los actos que celebramos en la misma. En otra página de esta web encontrarás el programa del curso y, como observarás, conmemoraremos en el transcurso del mismo, el centenario de “esa gracia de luz y fuerza” con que el Señor obsequió a Madre María Oliva el día del Corpus del año 1913 y de la que nació el Instituto de las Hijas de la Iglesia y la Asociación de los Hijos de la Iglesia.

Que sea este año un cántico de acción de gracias a Dios por los favores recibidos, por la ocasión que nos da, un curso más, de orar por la Iglesia, por las vocaciones religiosas y para que se den santos matrimonios. Que en este Año de la fe proclamado por Benedicto XVI “descubramos de nuevo el gusto de alimentarnos con la Palabra de Dios, transmitida fielmente por la Iglesia y el Pan de vida, ofrecido como sustento a todos los que son sus discípulos…” “… la fe crece cuando se vive como experiencia de un amor que se recibe y se comunica como experiencia de gracia y gozo”. (Porta fidei).

12 de septiembre de 2012